TIPO FIJO DESDE 0,85% TIN a 30 años TIPO VARIABLE DESDE euribor + 0,65% TIN *

¿Qué es mejor? ¿Hipoteca fija o variable?

Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes que tendrás que tomar a lo largo de tu vida. Una de las dudas que puedes tener es cuál es el mejor tipo de interés. En las siguientes líneas, queremos que descubras si debes apostar por hipoteca fija o variable y si existe alguna otra opción.

¿En qué se diferencian la hipoteca fija y variable?

Antes de determinar cuál es la mejor opción, es necesario tener claro en qué se diferencian la hipoteca fija y variable.

Hipoteca tipo fijo

En este caso, pagarás la misma cuota durante toda la vida del préstamo, ya que siempre se utilizará el mismo tipo de interés para calcularla. Se supone que con el paso del tiempo, tus ingresos serán más altos, el coste de la vida también y puede que tengas menos gastos. Por lo que será una ventaja tener ese pago mensual.

Además, no tendrás que estar pendiente de si el Euríbor sube o baja. Por el contrario, el interés siempre será más alto que si apuestas por una hipoteca a interés variable.

Hipotecas a interés variable

Con esta clase de hipotecas sí tendrás que estar pendiente de las fluctuaciones del Euríbor y es difícil prever si en algún momento este índice subirá tanto que tu cuota sea muy alta.

En el momento de la firma, los intereses siempre serán más bajos que si firmas una hipoteca con un tipo fijo. Eso sí, queremos recalcar que es un producto menos estable y que está sujeto a los vaivenes del mercado.

¿Qué es mejor la hipoteca fija o variable?

Las predicciones de los expertos es que el Euríbor permanezca en mínimos durante los próximos cinco años o incluso más tiempo. Por eso, apostar por el interés variable no parece mala idea, sobre todo porque siempre es posible renegociar las condiciones. No obstante, hay que en cuenta que, con un Euríbor alto, el interés fijo que te ofrecerá cualquier banco será más elevado que el actual.

Si no quieres correr riesgos y deseas saber cuáles serán tus gastos en los próximos años, el interés fijo es la mejor opción. Es cierto que pagarás más, pero será una cuota que en principio es asumible para ti y te olvidarás de cualquier variación que desestabilice tu economía doméstica.

En resumen, la hipoteca fija es para ti si no te ves capaz de asumir una subida de los tipos de interés que conlleve una cuota más alta. Mientras que la hipoteca variable es mejor para ti si en este momento no te ves capaz de asumir una cuota demasiado alta y piensas que, en un futuro, si sube, también lo habrán hecho tus ingresos.

Otra opción es apostar por una hipoteca mixta. En este caso los primeros años del préstamo se suele pagar un interés fijo y después variable.

¿Te gustaría conocer las mejores hipotecas fijas, variables o, incluso, mixtas? Entonces, ponte en contacto con nuestro equipo y te ayudaremos a descubrirlas.

Otros artículos interesantes

Hipotecas obra nueva

En estos momentos en los que de nuevo se empiezan a comercializar proyectos de construcción de viviendas de obra nueva, sobre todo en las

Leer más

Hola mi nombre es
María José

Ahora te haré una serie de preguntas para saber cuál es la mejor forma de ayudarte

ENVIANDO INFORMACIÓN

Estamos gestionando sus datos