Tu hipoteca desde 1,40 % a 25 años (2,14 % tae)
Hipotecas con seguro de caución, el proyecto del Banco Sabadell

Hipotecas con seguro de caución, el proyecto del Banco Sabadell

El Banco Sabadell cada vez está más cerca de conceder hipotecas con seguro de caución. La iniciativa puede comenzar su funcionamiento durante el año 2020 o 2021. Con este se pretende la desaparición de la garantía real basada en un producto ofrecido por otra persona que actúa como avalista.

¿Cómo son las hipotecas con seguro de caución del Banco Sadabell?

Las hipotecas con seguro de caución que se propone llevar a cabo el Banco Sabadell son una manera de garantizar que el importe adeudado se devuelva en su totalidad. La aseguradora actuaría como aval, quedándose con el inmueble y haciéndose cargo de la deuda.

Con esta medida el banco se asegura de recibir el importe adeudado si el comprador no puede asumir la deuda contraída. Hoy en día, ante el impago, el banco asume la deuda y se queda con el inmueble hipotecado y el producto avalado por un tercero. Con este nuevo sistema hipotecario la compañía de seguros se hace cargo del inmueble y de indemnizar el importe adeudado.

Puesta en marcha del proyecto de hipotecas con seguro de caución

El proyecto de hipotecas con seguro de caución será una realidad en el momento que una aseguradora asuma la responsabilidad. Como precedente, Francia ya dispone de este sistema y una de cada cuatro hipotecas concedidas es avalada por una aseguradora.

El socio de Banco Sabadell, Zurich seguros, considera demasiado elevado el riesgo y ha descartado por el momento esta posibilidad. Contar con una compañía dispuesta a asumir el riesgo es el siguiente paso para desarrollar el cambio.

¿Cómo cambiaría las hipotecas el seguro de caución?

Disponer de hipotecas con seguro de caución puede reportar grandes beneficios para el banco y para el comprador. Para el banco supone un importante ahorro económico que a su vez repercute en desembolso a realizar por el hipotecado.

Con este nuevo modelo los bancos eliminarían los gastos de formalización. Se estima que este cambio supondría un ahorro anual de 1.200 millones de euros. El consumo de capital también cambiaría y la banca se ahorraría hasta 240 millones al año en este concepto.

Los nuevos hipotecados tendrán que sumar a sus mensualidades el importe de la prima del seguro. Esto puede suponer un incremento en el precio total de unos 2.000 euros, tomando como base una hipoteca media de 150.000 euros. Sin embargo, se pagarían unos 36 euros menos en cada mensualidad, lo que a largo plazo resulta más rentable. 

El proceso aún está en periodo de estudio y negociación. Pero una vez establecidas las bases, el proceso podría llevarse a cabo en poco tiempo. Habrá que mantenerse a la espera de los avances que pueden cambiar las hipotecas como se conocen hoy en día.

Otros artículos interesantes