TIPO FIJO DESDE 0,85% TIN a 30 años TIPO VARIABLE DESDE euribor + 0,65% TIN *

Consejos para ahorrar en el día a día

consejos para ahorrar

Intentar ahorrar no es tarea fácil, sobre todo cuando surge algún imprevisto con el que no contábamos y nuestros planes de ahorro desaparecen casi al momento. Sin embargo, hay muchas formas de hacer frente a esos gastos inesperados que residen en los pequeños detalles de nuestro día a día. Conocer algunos consejos para ahorrar puede hacernos más conscientes y eficientes.

Hacer cambios en nuestros hábitos puede suponer la gran diferencia para gestionar de forma eficiente nuestras finanzas personales. A continuación, vamos a darte una serie de consejos para que puedas aplicarlos en tu rutina diaria. ¡Notarás la diferencia!

Lleva un control de los gastos mensuales

Esto puede parecer obvio pero llevar un control y saber en qué gastamos nuestro dinero es uno de los principales consejos para ahorrar.

Entre nuestros gastos mensuales debemos separar los fijos y los variables. Los gastos fijos son aquellos que se deben pagar de forma sistemática mes a mes y que incluye la cuota de la hipoteca, la letra del coche, algún préstamo, financiación, etc.

Los gastos variables, por su parte, son los que -como su nombre indica- varían en función de distintos factores, como puede ser la factura de luz, el agua, la compra del hogar, ropa, comidas fuera, etc.

Por ello, es imprescindible llevar un control de gastos que nos indique qué cantidad de dinero podemos dedicar a cada cosa, guardando siempre una parte para imprevistos y ahorro. Para optimizar esta tarea, podemos:

  • Realizar un planning mensual o semanal en el que incluyamos el presupuesto que tenemos para ese periodo de tiempo. Debe ser realista y tiene que incluir los gastos fijos, así como la cantidad de dinero que se puede dedicar a cada cosa. De este modo, podemos ver en qué gastamos el dinero y de dónde podemos recortar para ahorrar más juiciosamente.
  • Hacer hincapié en los gastos extra. Al final, este tipo de gastos suelen ser más superfluos y fáciles de recortar. Si en vez de bajar cada día al bar a tomarte un café, lo preparas en casa, puede suponer una cantidad de ahorro importante.

Realiza compras planificadas y con cabeza

A la hora de hacer la compra, lo principal es pensar qué se necesita y por qué. Muchas veces tendemos a comprar por impulsos, sobre todo cuando vamos al supermercado, lo que genera un imprevisto en el presupuesto destinado para este fin. Cuando vayamos a comprar, debemos:

  • Llevar la lista de la compra hecha y ceñirnos a ella. No importa si vamos con hambre o nos apetece mucho algo que acabamos de ver. Una de las mejores formas de ahorrar dinero es anotar todo aquello que se quiere comprar y ajustarse a lo que se ha indicado.
  • Evitar guiarnos por impulsos. Darse caprichos de vez en cuando no está mal, pero debemos tener en cuenta que el presupuesto que hemos destinado a las compras no debe incluir este tipo de gastos. Así, podemos aprovechar más eficientemente los recursos a nuestro alcance y, si hemos conseguido ahorrar lo suficiente, darnos ese capricho que tanto queríamos sin culpabilidad.
  • Comparar precios. Puede parecer una cosa obvia, pero en muchas ocasiones compramos de forma rápida y sin molestarnos en mirar otras alternativas. Esto puede ahorrarnos bastante dinero a la par que descubrirnos un mundo lleno de posibilidades.

Consejos para ahorrar usando eficientemente tus recursos

En ocasiones, la forma más fácil de ahorrar es optimizar los recursos que tenemos en casa. Existen diferentes formas de hacerlo y, para ello, solo tienes que prestar atención a las siguientes situaciones:

  • Cocina y come más en casa. A priori, puedes pensar que esto te haría gastar más en comida y energía, pero la verdad es que la comida casera es mucho más barata que la de cualquier bar o restaurante.
  • Realiza todos los trámites y compras el mismo día. Ahorrarás en tiempo, pero también en dinero, ya que solo necesitarás coger el coche o el transporte público esa vez, dedicando menos dinero a la gasolina.
  • Revisa la potencia contratada de tus suministros. Muchas veces no somos conscientes de la cantidad de luz que tenemos contratada en casa, pero suele ser mayor de la que necesitamos, convirtiéndose en un gasto extra sin tan si quiera saberlo.
  • Ahorra electricidad con la tarifa de discriminación horaria. Contratar este tipo de tarifa es sencillo y el gasto que supone es menor al que tendrías en caso de no contratarla, por lo que es una opción perfecta para ahorrar unos euros al mes. El único inconveniente es que quizá tengas que adaptar un poco tus horarios, pero merece la pena, ¿no?

Otros artículos interesantes

Hipoteca Bankinter

Bankinter es una de las entidades financieras de tamaño mediano que cotiza en el IBEX35. Está presidida por Pedro Guerrero Guerrero y su consejero

Leer más

Hola mi nombre es
María José

Ahora te haré una serie de preguntas para saber cuál es la mejor forma de ayudarte

ENVIANDO INFORMACIÓN

Estamos gestionando sus datos