TIPO FIJO DESDE 1,45% a 30 años TIPO VARIABLE DESDE euribor + 0,65%
Edad para pedir una hipoteca

¿Cómo afecta la edad para pedir una hipoteca?

La influencia del factor edad para pedir una hipoteca es estimable pero no totalmente determinante, ya que pese a que es un criterio que evaluará el banco, no será un obstáculo si cumples con una serie de condiciones.

¿Cuál es la mejor edad para pedir una hipoteca desde la óptica de los bancos?

Para las entidades bancarias el perfil del cliente ideal para sus productos hipotecarios sería uno intermedio, ni muy joven ni muy mayor. Si lo analizamos por tramos de edad la perspectiva sería:

Personas de 25 a 35 años

La falta de consolidación laboral y la carencia de ahorros son problemas habituales de quienes están en esta franja de edad, lo que explica que los más jóvenes no sean los clientes preferidos por los bancos a la hora de conceder préstamos hipotecarios.

Asimismo, hay que tener en cuenta que como mucho las entidades bancarias suelen financiar en torno a un 80 % del valor de tasación del inmueble, lo que implica que el resto ha de ponerlo el cliente de su bolsillo. Al margen de tener que hacer frente a otros gastos como los de apertura, notario, impuestos, etc. Lo que suele exceder las capacidades de quien está todavía en la veintena o en la treintena y acaba de iniciar su carrera laboral.

Pero si como suele suceder los padres ayudan con dinero y avalan, el camino puede allanarse. Además, si finalmente conceden la hipoteca la poca edad juega a favor a la hora de conseguir plazos de amortización más largos, que podrían llegar incluso a los 40 años, y por consiguiente cuotas mensuales mucho más reducidas.

Personas de 35 a 45 años

Entre los 35 y los 45 años es la mejor edad para pedir una hipoteca desde el punto de vista de los bancos, al ser más fácil reunir los requisitos de estabilidad laboral y disponibilidad de ahorros. Mientras que al tratarse todavía de clientes relativamente jóvenes el plazo de devolución del préstamo hipotecario no tiene por qué ser corto, con todo lo que esto implica en el importe de la cuota mensual. Aunque como es lógico, no es lo mismo si hablamos de alguien de 36 años que de 44.

Personas mayores de 45 años

El único problema al que te tienes que enfrentar si ya tienes cierta edad para pedir una hipoteca es el del periodo de amortización, ya que por razones obvias no te la van a conceder a un plazo de 30 años. Por lo general, las entidades bancarias fijan en 75 años la edad máxima que puede tener el titular de un préstamo hipotecario en el momento de su finalización, aunque ese límite puede variar de los 70 a los 80 años en función de la política de riesgos de cada banco.

¿Hay algún límite de edad para pedir una hipoteca?

Es factible que concedan hipotecas a personas de 55 o 60 años siempre que se den una serie de condiciones como plazos cortos de amortización, la existencia de avalistas jóvenes o tener una alta capacidad de endeudamiento. Igualmente, en caso de que el préstamo hipotecario lo solicite una pareja también puede valorase que uno de ellos sea más joven.

No solo importa la edad para pedir una hipoteca

Con todo, como es bien sabido no solo influye la edad a la hora de solicitar una hipoteca, existiendo otros condicionantes como:

  • Disponer de ahorros por una cuantía aproximada del 30% del valor de la vivienda.
  • Trabajo estable y con unos ingresos suficientes para pagar la cuota mensual (que no debe superar el 35 % del sueldo).
  • Contar con un historial crediticio impecable.
  • Aportación de avales y garantías extra.

¿Quieres comprar una vivienda o una segunda residencia pero te preocupaba que tu edad fuese un problema? Como has podido comprobar no es tan determinante la edad para pedir una hipoteca, ya que pueden concedértela si cumples otros requisitos. Aún así, si quieres encontrar la mejor opción o tienes dudas al respecto, en Genial Banking podemos ayudarte.

Otros artículos interesantes

Nueva hipoteca variable BBVA

BBVA ha dado una nueva vuelta de tuerca al mercado hipotecario español, mejorando desde esta semana las condiciones económico-financieras de sus préstamos hipotecarios disponibles

Leer más