TIPO FIJO DESDE 0,85% TIN a 30 años TIPO VARIABLE DESDE euribor + 0,65% TIN *

Diferencias entre el interés simple e interés compuesto

El interés es el coste que tiene para alguien solicitar dinero a una entidad financiera. Aunque los intereses generalmente se paguen al banco como hemos comentado, también se pueden recibir, por ejemplo, cuando tienes contratado algún tipo de producto que dé un beneficio económico, como un depósito. En las siguientes líneas queremos mostrarte las diferencias entre el interés simple e interés compuesto. 

¿Qué son interés simple e interés compuesto?

Vamos a intentar explicar cuáles son las diferencias entre el interés simple e interés compuesto de la forma más sencilla posible:

  • Interés simple. Se calcula solo sobre la cantidad que ha sido prestada.
  • Interés compuesto. Se cobra sobre la cantidad prestada más el interés que acumula el capital. De hecho, hay quien lo llama interés sobre intereses.

Como puedes imaginar, el interés utilizado puede cambiar mucho lo que se paga cada mes por un préstamo. Cuando se opta por el interés simple, la cantidad será bastante inferior. Eso sí, si se trata de un depósito bancario, es más rentable para ti apostar por el interés compuesto.

¿Qué más debes saber sobre el interés simple?

El cálculo de intereses simple es mucho más sencillo. La fórmula para calcular este interés es multiplicar el Principal por la Tasa y por el Número de años. Una fórmula que suele aparecer en los préstamos de esta manera: P * R * N.

Por ejemplo, si una entidad te presta 2.000 euros, con un interés del 5 % a pagar en 5 años, los intereses que tendrás que abonar ascenderán a 500 euros. Los intereses siempre serán más altos a medida que aumenten los años, por supuesto, también la cantidad y el interés.

Hay que tener en cuenta que cuando acuerdas con la entidad un interés simple, solo será aplicado si cumples con los plazos de pago. Si no lo haces, empezará a generarse un interés compuesto.

¿Qué otros aspectos debes conocer del interés compuesto?

El interés compuesto es el que se suma al capital inicial y genera más intereses. En este caso, no te mostramos la fórmula para calcular estos tipos de intereses bancarios, pero queremos recalcar que es perjudicial cuando se trata de pagar un préstamo.

¿Cuáles son las principales diferencias entre interés simple e interés compuesto?

Aunque en los párrafos anteriores has visto algunas diferencias, a continuación queremos que conozcas por qué son distintos interés simple e interés compuesto de manera resumida:

  • El interés simple no se añade al capital generando nuevos intereses.
  • El interés simple siempre es el mismo.
  • El interés compuesto va cambiando.
  • El interés simple es más beneficioso para quien solicita el préstamo que el interés compuesto.

Pedir un préstamo es una decisión que debe ser muy meditada. Conocer las diferencias entre interés simple e interés compuesto te ayudará a lo largo del proceso.

Otros artículos interesantes

Asesor de Hipotecas

Podemos llamar asesor hipotecario a aquellas empresas o profesionales independientes que se dedica a la intermediación y asesoramiento en contratos de préstamos hipotecarios. Son

Leer más

Hola mi nombre es
María José

Ahora te haré una serie de preguntas para saber cuál es la mejor forma de ayudarte

ENVIANDO INFORMACIÓN

Estamos gestionando sus datos