TIPO FIJO DESDE 1,09% a 30 años TIPO VARIABLE DESDE euribor + 0,65%

¿Cuándo y cómo amortizar una hipoteca?

Amortizar una hipoteca antes de su vencimiento es el deseo de casi todos los que han adquirido un préstamo para comprar su vivienda. Si tus circunstancias económicas te permiten cancelar la deuda, analiza si hacerlo ahora es lo más conveniente. Hay algunos factores que pueden influir en tu decisión. Te los explicamos a continuación.

¿Cuándo amortizar una hipoteca?

Hay dos momentos en los que amortizar una hipoteca puede resultar interesante; cuando el préstamo se aprobó hace pocos años o si el Euríbor está en valores positivos. Por supuesto, todo dependerá de las condiciones que hayamos firmando, por lo que no en todos los casos se cumplen estas premisas. Cada uno tiene que comprobar antes cuáles son sus condiciones.

En caso de que la hipoteca se haya concedido hace poco tiempo y te hayas visto con suficiente dinero como para saldarla, sí puede resultar beneficioso que la anules. El motivo es que los primeros años, lo habitual es pagar una gran cantidad de intereses y amortizar poca deuda. Saldando el crédito te ahorrarás muchos de estos intereses.

Otro caso en el que es interesante saldar el préstamo, es cuando el Euríbor está en alza. Con el Euríbor en negativo puede que no resulte ventajoso dejar de pagar la hipoteca, ya que se está amortizando los intereses o una gran parte. En esas condiciones, el dinero ahorrado de puede utilizar en otras operaciones que generen beneficios.

¿Cuándo no amortizar una hipoteca?

Hay algunos casos en los que amortizar una hipoteca no es una buena idea. Por ejemplo, si los gastos de amortización son más elevados que los intereses pendientes de pagar y están a plazo fijo. Es cierto que al terminar la hipoteca dejas de pagar intereses, pero si el gasto liquidatorio es mayor que la suma de esos intereses, puede que salga más caro que continuar pagando la mensualidad.

Otra situación en la que amortizar una hipoteca puede no ser rentable, es cuando el pago te deja sin fondos. Los contratiempos podrían aparecer en el momento menos favorable y no tener ahorros para afrontarlos obligaría a pedir un nuevo crédito, tal vez en peores condiciones. En ese caso, tal vez se puede utilizar la opción de la cancelación parcial, que reduce la hipoteca sin dejar al pagador en una situación de riesgo. El resto del dinero puede generar algunos intereses mientras tanto.

¿Cómo amortizar una hipoteca?

La hipoteca se puede amortizar de manera parcial o total. Factores como el tiempo que se lleva pagando la hipoteca, el Euríbor, los gastos de amortización o el tipo de interés elegido, son determinantes a la hora de tomar una decisión.

En Genial Banking podemos ayudarte a conseguir la mejor hipoteca. Buscamos los préstamos que mejor se adaptan a tus necesidades en diferentes bancos. Contacta con nosotros, responderemos a todas tus dudas y te ayudaremos con los trámites.

Otros artículos interesantes

Hola mi nombre es
María José

Ahora te haré una serie de preguntas para saber cuál es la mejor forma de ayudarte

ENVIANDO INFORMACIÓN

Estamos gestionando sus datos