TIPO FIJO DESDE 0,85% TIN a 30 años TIPO VARIABLE DESDE euribor + 0,65% TIN *

Cómo vender un piso que estoy alquilando

Un piso que está alquilado sí se puede vender, incluso si el contrato de arrendamiento está en vigor. Pero ¡ojo!, hay que hacer las cosas bien para no caer en la ilegalidad y que, una vez realizados los trámites, sea necesario revertir la compra o tener que dar una generosa indemnización al inquilino. Te explicamos lo que debes tener en cuenta para vender un piso alquilado.

Vender un piso alquilado sin tener problemas

Para vender un piso alquilado y no tener problemas es necesario un buen asesoramiento. Aún los más experimentados podrían pasar por una mala experiencia si no se tienen en cuenta algunos detalles de importancia. Te contamos todo lo que debes saber sobre el alquiler en estas circunstancias.

Llegar a un acuerdo con el arrendado

Si el contrato está en vigor, la primera opción que se puede barajar es la de llegar a un acuerdo con el inquilino. Si acepta la indemnización que corresponda, renunciará a su derecho a seguir en la vivienda. Por supuesto, todo ha de estar bien reflejado en los documentos pertinentes.

Derecho de tanteo y retracto

Los inquilinos tienen derecho de tanteo y retracto por ley, salvo que se haya renunciado explícitamente a este en una cláusula. Es de obligado cumplimiento informar a los inquilinos de que el piso se pone a la venta en un plazo máximo de 30 días y darles prioridad para la compra si así lo desean. No tener en cuenta este derecho legal podría hacer que la venta a otra persona quedase anulada. Por supuesto, la falta de interés en la compra por parte del inquilino no puede ser de palabra, ha de quedar legalmente justificada por escrito.

Contrato de renta antigua

Algunos alquileres anteriores a 1985 tienen lo que se llama “contrato de renta antigua”. Este obliga a seguir alquilando la vivienda al mismo inquilino a pesar de la finalización del contrato. Incluso si este muriese, sus familiares directos podrían heredarlo si viven habitualmente en la casa. Nuevamente la negociación es la única solución.

Vender con inquilinos

Otra opción que puede resultar favorable para quien compra, sobre todo si se trata de inversión, es vender con inquilinos. Esta acción ha de estar informada desde el primer momento a los actuales ocupantes de la vivienda y el comprador ha de respetar las condiciones existentes.

Vender varios inmuebles

Si eres propietario del edificio y vendes todas las viviendas y locales a un único comprador, los anteriores puntos no tendrán validez. Lo mismo ocurre si el edificio es de más de un propietario y todo se vende a un mismo comprador. Por supuesto, hay derechos que deben respetarse, por lo que es necesario asesoramiento especializado.

Como puedes ver, hay diferentes opciones para vender un piso alquilado, pero siempre con cuidado. La mejor manera de asegurarte de que todo salga bien es asesorarse con profesionales. En Genial Banking podemos ayudarte a encontrar la mejor solución para la compra de tu vivienda.

Otros artículos interesantes

Hola mi nombre es
María José

Ahora te haré una serie de preguntas para saber cuál es la mejor forma de ayudarte

ENVIANDO INFORMACIÓN

Estamos gestionando sus datos