TIPO FIJO a 30 años desde 1.05% TIN y VARIABLE desde Euribor + 0,55% TIN*

Qué es el IBI y cómo se calcula

Tener una vivienda conlleva el pago de una serie de impuestos cuando la adquieres, pero también de forma anual. Es tan importante conocerlos como cumplir con su pago. Para que puedas hacerlo, en las siguientes líneas te mostramos qué es el IBI y cómo se calcula.

¿Qué es el IBI?

El IBI, Impuestos sobre Bienes Inmuebles, es uno de los tres tributos obligatorios que establecen los ayuntamientos, los otros dos son el IAE, Impuesto sobre Actividades Económicas, y el IVTM, Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

Aunque el IBI tiene unas condiciones impuestas, lo cierto es que los ayuntamientos tienen un cierto poder para poder personalizar este tributo y amoldarlo a sus propias necesidades y circunstancias.

Para conocer en qué consiste el concepto de bien inmueble a la hora de calcular el IBI, hay que fijarse en el artículo 6 de la Ley del Catastro Inmobiliario, que establece que tiene la consideración de bien inmueble la parcela o la porción del suelo de una misma naturaleza, que se encuentra en el término municipal y las construcciones que se encuentran en su interior.

¿Cómo se calcula el IBI?

A la hora de calcular el IBI se tiene en cuenta el valor catastral de los bienes inmuebles como base imponible. Puedes conocer cuál es dicho valor tanto consultando el último recibo de este impuesto como en el catastro.

Hay diferentes cuestiones que se tienen en cuenta a la hora de establecer el valor catastral de una propiedad. Luego se siguen ciertos criterios establecidos para marcar este valor. Esto se traduce en que cada ayuntamiento puede determinar qué porcentaje aplica para calcular el IBI, además, tendrá en cuenta estas cuestiones:

  • Dónde se encuentra localizada la propiedad.
  • Cuál es el valor que se considera que tiene el bien inmueble.
  • El coste de ejecución material de las construcciones.
  • Los impuestos que gravan la construcción.
  • La antigüedad que tiene la edificación.

El valor catastral siempre será inferior al precio de mercado, suele ser alrededor del 50 % de lo que cuesta en realidad la vivienda. Un aspecto que debes tener en cuenta es que los valores catastrales de los distintos bienes inmuebles se deben revisar cada 10 años. Lo habitual es que la revisión suponga una subida, que como es lógico conllevará el incremento del tributo que estamos analizando.

Por lo tanto, cada ayuntamiento puede establecer el tipo impositivo que se encuentre dentro de los límites permitidos. Al valor catastral del inmueble se le aplica un porcentaje que se sitúa entre el 0,4 y el 1,1 % en el caso de los inmuebles urbanos.

¿Qué bonificaciones puede tener el IBI?

Los propietarios de los bienes inmuebles se pueden beneficiar de algunas bonificaciones al pagar el IBI. Por ejemplo, para las Viviendas de Protección Oficial, los bienes rústicos de las cooperativas agrarias o para las familias numerosas. Además, cada ayuntamiento puede establecer sus propias bonificaciones.

Ahora que conoces qué es el IBI, no dejes de cumplir con su pago.

Otros artículos interesantes

¿TE INTERESA? TE LLAMAMOS SIN COMPROMISO

Solicita información a nuestros asesores

Hola mi nombre es
María José

Ahora te haré una serie de preguntas para saber cuál es la mejor forma de ayudarte

ENVIANDO INFORMACIÓN

Estamos gestionando sus datos