TIPO FIJO DESDE 0,85% TIN a 30 años TIPO VARIABLE DESDE euribor + 0,65% TIN *

¿Cómo solicitar una hipoteca con periodo de carencia inicial?

La economía suele ser inestable y no solo a nivel general, también las familias pasan por diferentes fases. Hay momentos en los que todo parece ir mejor, mientras que en otros da la impresión de que todo se complica. Por eso, es muy importante contar con un plan B cuando llegan las dificultades. Uno de los mejores recursos es tener ahorros y otro es disponer de condiciones flexibles en algunos pagos importantes. Para que conozcas mejor esta última opción, te invitamos a conocer cómo solicitar una hipoteca con carencia inicial.

¿Qué es la carencia inicial de una hipoteca y cuándo se puede solicitar?

La carencia inicial de una hipoteca es un periodo pactado con el banco en el que no se abona la cuota por el préstamo o el pago está reducido. Se puede aplazar el pago de la hipoteca durante un tiempo o solo abonar los intereses.

Conocer qué es el periodo de carencia inicial de una hipoteca te permitirá incluir esta cláusula cuando firmes tu préstamo, pero también intentar negociar un acuerdo de este tipo con tu banco si tienes problemas para hacer frente a la deuda contraída por tu vivienda.

Cuando se establece el periodo de carencia inicial en la escritura, suele pactarse para que al inicio del préstamo solo se paguen los intereses o incluso no se abone nada. La razones suelen ser que el nuevo propietario necesita un tiempo para recuperarse después de la compra, porque va a vivir de alquiler o en su hogar anterior durante unos meses y no quiere o no puede asumir ambos pagos y también porque se desea reformar la vivienda y es una manera de disponer de más dinero para abordar las obras.

Además, en las escrituras se puede solicitar que en determinadas circunstancias se disfrute de un periodo de carencia, sin cuota o con un pago reducido. Lo habitual es que se acuerde que se así si se pierde el empleo.

Sin embargo, como los problemas no suelen avisar, quizás en un momento determinado te interese solicitar un periodo de carencia a tu entidad, en el siguiente apartado descubrirás cómo puedes hacerlo.

¿Puedo solicitar un periodo de carencia inicial a tu banco?

Está claro que a tu entidad bancaria no le resultará agradable que le solicites un periodo de carencia inicial. De hecho, en muchos casos puede hacer que salten las alarmas en el banco. Sin embargo, siempre será mejor opción a que se dejen de pagar las cuotas.

Lo mejor es que hables con tu gestor y le expliques la situación por la que estás pasando. Analizará el riesgo de la operación y te comunicará si es posible disfrutar de ese periodo de carencia, también de cuáles son sus condiciones.

¿Tiene algún coste solicitar el periodo de carencia inicial?

Si el periodo de carencia inicial no está pactado en las escrituras, es posible que tengas que realizar una novación hipotecaria, que conlleva un coste. Además, en todos los casos el coste del préstamo se puede incrementar y el plazo es posible que también se alargue. En definitiva, terminarás pagando más por tu hipoteca.

Por eso, ahora que ya sabes los detalles para solicitar una carencia inicial de una hipoteca, te invitamos a que analices muy bien esta opción antes de apostar por ella.

Otros artículos interesantes

Hola mi nombre es
María José

Ahora te haré una serie de preguntas para saber cuál es la mejor forma de ayudarte

ENVIANDO INFORMACIÓN

Estamos gestionando sus datos