TIPO FIJO a 30 años desde 1.95% TIN y VARIABLE desde Euribor + 0,30% TIN*

Diferencia de alquiler con opción a compra e hipoteca

Si vas a comprar una vivienda, lo normal es que solicites un crédito hipotecario al banco. Sin embargo, existe otra opción. Desde Genial Banking, como expertos, queremos que conozcas la diferencia entre alquiler con opción a compra e hipoteca.

¿Qué es el alquiler con opción a compra?

El alquiler con opción a compra es un contrato en el que el casero se compromete a vender al inquilino la vivienda por un precio acordado. En el momento en el que acabe el contrato de arrendamiento ambas partes pueden decidir seguir con la operación o no, pero tendrá consecuencias, como verás más adelante. 

Las condiciones del alquiler con opción a compra tienen que aparecer en dos contratos. Uno de alquiler y otro de compraventa. El inquilino puede vivir en la propiedad un tiempo antes de decidirse a comprarla y el propietario recibe unas cantidades que en ningún caso perderá si el inquilino se echa atrás. 

¿Cómo suele ser el alquiler con opción a compra?

Lo normal es que se entregue una cantidad de dinero cuando se firma un contrato de alquiler con opción a compra. Además, se pactan unas mensualidades que se tendrán que abonar como alquiler. Este dinero será descontado del precio final. Puede ser todo o solo un porcentaje. 

La diferencia con una hipoteca es que en este caso la entrada que se necesita es inferior. Primero das un dinero y el resto de esa entrada se cubre durante un periodo de años con las cuotas de alquiler. Cuando finaliza ese tiempo, ya has pagado ese 20 % que te piden los bancos que aportes del total de la hipoteca o incluso más, por lo que la operación será más sencilla. 

¿Cómo es el contrato de un alquiler con opción a compra?

El contrato con opción a compra está regulado por el Reglamento Hipotecario y en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y tienen que aparecer estos datos:

  • El precio de la vivienda.
  • Cuánto durará el alquiler.
  • Qué alquiler pagará el inquilino y qué porcentaje se descontará del precio final. 

A partir de la firma del contrato, el inquilino tiene derecho a vivir en la propiedad hasta que termine el plazo. Por su parte, el propietario no puede vender a nadie la vivienda hasta que no pase dicho plazo y el inquilino renuncie a la opción de compra.

Además, el inquilino puede comprar la vivienda antes de que termine el plazo acordado. El precio de la compraventa en principio no se puede modificar, salvo que se llegue a un acuerdo. El del alquiler puede estar sujeto a las subidas del IPC, pero es algo que se debe establecer en el contrato. 

Eso sí, si en algún momento el inquilino deja de pagar la renta durante dos meses consecutivos, pierde el derecho a comprar la vivienda y la cantidad que ha dado como entrada. 

¿Es mejor hipoteca o alquiler con opción a compra?

El paso final de un alquiler con opción a compra es una hipoteca. La mejor elección dependerá de tus circunstancias. Sobre todo, de dos cuestiones: si cuentas con dinero para dar la entrada de la vivienda y si tienes claro que la propiedad es la que deseas adquirir.

En Genial Banking podemos resolver cualquier otra duda que tengas sobre alquiler con opción a compra e hipoteca. Ponte en contacto con nuestro equipo y te ayudaremos a decidir qué producto es para ti.

Otros artículos interesantes

¿TE INTERESA? TE LLAMAMOS SIN COMPROMISO

Solicita información a nuestros asesores

Hola mi nombre es
María José

Ahora te haré una serie de preguntas para saber cuál es la mejor forma de ayudarte

ENVIANDO INFORMACIÓN

Estamos gestionando sus datos